El juego narrativo

No hay que confundir una narrativa con una ficción literaria en sentido completo, amalgama que podría hacernos pensar que cualquier sucesión de eventos deriva en un arte. Y bien, no quiero robar las ilusiones a aquellos que argumentan que todo es arte, nadie mejor que yo para arruinar una buena discusión con definiciones absurdas y divergentes, el punto que quiero señalar es que la narración es más bien un fenómeno utilitario que un fenómeno estético, lo que propone ya por sí mismo un sinúmero de problemas.

Comprendemos a través del relato, ¿no hay grandes maestros orales que enseñaron por parábolas? Hay razones científicas que certifican la eficacia de dicha estrategia: incluso al nivel de la memoria la historia facilita nuestra digestión mental, entendemos o creemos entender mejor, las secuencias se nos quedan. ¿No es la narración un elemento fundamental de la ciencia moderna? Al elegir un método basado en la causa y la consecuencia estamos no solamente haciendo uso de elementos narrativos básicos, sino que además restituimos su valor a la repetición, fenómeno y discernimiento que favorecen los infantes al aprender y que los adultos relegamos a un efecto menor dentro del acordeon de las estrategias literarias.Y hay gozo estético en estas facilidades: muchas personas prefieren el cuento y la novela a las formas líricas por el hecho de que su lectura es más asimilable, tenemos este tipo de narraciones por géneros accesibles ya que nuestra estrategia de aprendizaje está estructurada en este tipo de órden. Habría que interrogarse si la secuencialidad temporal es un ingrediente que se nos impone a causa del idioma o si es nuestra facilidad para la narración que impone a las lenguas esa estructura misteriosa que a fuerza de pasados, presentes y futuros nos parece indispensable. No, las estructuras en distintos idiomas son diferentes, hay algunos que reconocen la opacidad de aún no sucedido y solo reconocen conjugaciones de probabilidad y no de avenir.

Las secuencialidades nos serían cómodas más que necesarias. Por citar algo las películas de Quentin Tarantino, sin nunca volverse un producto inaccesible, se desarrollan con frecuencia en “desorden”. Hay muchas obras de primera calidad que pueden privarse de la sencillez que es lo narrativo, y sin embargo la estructura detallada de cada frase que hacemos ya supone un cierto tipo de secuencia y traiciona en cierto modo la idea de desagregar nuestras obras de su expresión en el tiempo. Incluso al analizar un poema el “donde se pasa la acción” es una tentación a la que el crítico suele ceder. Constatamos de este modo que un sistema narrativo es algo muy pequeño en lo que respecta al modo en que se halla escrito, ¿Cuando decimos que establecer una narrativa minimalista puede constituir en sí una obra de arte? He decidido abordar esta cuestión y compartir mis reflexiones al respecto, pues con algo hay que llenar el internet.

Ya queda claro: el tema es infinitamente amplio. Va desde las obras literarias más antiguas hasta el diagrama de flujo que describe el funcionamiento de cualquier código informático, no podemos concederle demasiado espacio a los ejemplos y a las fórmulas porque siempre hallaremos alguna que se asimilará a una excepción. Deseo pues tratar algo concreto, un objeto que en su medio puede considerarse una obra maestra, pero que en el sentido de la escritura publicable apenas pueda describirse de un modo sumamente ténue e inconexo. Mi razonamiento metodológico sería que tan solo al entender nuestros argumentos críticos en su modo más amplio podemos desestructurar la parte temporal que supone cualquier receta crítica que empleemos y solo entonces, tendríamos una oportunidad de entrever las cualidades que a un nivel básico de narración podemos evaluar.

Bueno, además, ¿quién no considera entretenido estudiar un videojuego tan clásico como Super Mario Bros 3? Ya va siendo tiempo de que le echemos una mirada más detallada a su medio de todos modos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s