El modo épico

Desde chico las pruebas de fuerza, los enfrentamientos y los monstruos me parecían objetos sumamente felices. Debo entender respecto a este último elemento que una división neta entre el terror y la monstruosidad siempre me dibujo determinadas bestias como animales especiales en lugar de figurarlos en su dimensión de pesadilla, simplemente la representación de la bestia como entidad biológica parecía en mí robarle un legítimo valor de símbolo. Así que en un imaginario algo infantil, existía el monstruo empático y aquel cuyo fin era solo intimidar, esto ya es literatura -pienso en el Cuasimodo de Hugo-.

No siento que la división sea accesoria, es un niño que la suepone se define como una necesidad real. Del mismo modo al figurar mi mente los combates, los constituía no como algo fatalmente doloroso, sino como una suerte de modo épico, de grandiosidad donde la fuerza se libera y sus consecuencias no son todo lo terrible que se nos suponen. Por eso he evitado la palabra violencia, no podemos decir que este entretenimiento épico constituya verdaderamente una violencia, su caracter predecible y ficticio lo proyectan en un pensamiento abstracto, donde existe el gusto del conflicto sin que se goce el dolor. Los juegos de guerra serían una variante intelectual del mismo proceso, estimulan el caracter estratégico de lo bélico sin desear en momento alguno transgredir las barreras de la realidad.

No hay un solo monstruo, no hay un solo combate. Determinados formatos han fomentado el uso metódico de estas formas derivadas de la violencia para fines genéricos. En este siglo son prominentes el cine y la televisión, pero también los juegos de videos y las historietas. El comic y el manga tienen géneros enteros que se regocijan en estetizar enfrentamientos individuales y digo bien estetizar, pues como el gore, hay más representación que violencia bruta en ellos. Los desertores de dichos formatos suelen llamar esta violencia gratuita o sin sentido, mas bien cabría señalar como carece de sentido propio. En un videojuego los marines virtuales no representan los intereses económicos de imperio alguno, no hay una lucha de clases en particular ni un proyecto colonialista definido, están formados sin un valor sémantico verdadero, como objetos sin pasado y sin futuro.

Sin ponernos innecesariamente estructuralistas, debemos admitir que es difícil vaciar un objeto cualquiera de sus implicaciones, el gesto no es vacío si hay hombres que lo ven. La división entre el monstruo del terror y el de la empatía suena como un reflejo natural, el perro amigo y el agresor son, después de todo, verdaderos organismos. Hay personas que han estetizado la sensación misma del miedo, igual tomaron medida del dolor. ¿Cómo es siquiera posible? Porque la violencia es algo que sale de todo control, que pega inesperadamente, y en la ficción o en el acto, podemos excluir en cierta medida lo desproporcionado.

Lo violento es relativo. La mansedumbre de ciertos animales al ser abatidos nos mistifica, pues sugiere una muerta sin violencia aunque la agresión exista. En lo ofensivo no está lo violento, lo violento es expectativa, es algo que los infantes no tienen desarrollado porque el mundo puede manifestarse de un modo o un otro y no está resuelto. Nosotros mientras más dominemos, más violencias podemos inventar. Y luego caeremos en cuenta, con la lentitud de los hombres acostumbrados a lo inmediato, que mucho lo hemos solo representado y que nuestras agresiones mayores y cotidianas son menos de la sangre y de explosiones, sino de la palabra y el silencio.

Cuando el modo épico estaba de moda, las violencias propias a la vida permitían escucharlo netamente como algo grande y ejemplar. Habrá géneros violentos, absurdos y desencarnados que mostrarán como somos ilégitimos en el pensamiento e infieles en la piedad. Nuestros monstruos, nuestros conflictos. Juego de niños.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s