Palabrejas: fondo y forma

Estos días se me ocurrió la posibilidad de tratar el tema de la forma y el fondo, conceptos que en mi modelo de crítica literaria, no tienen mucha relevancia y casi se puede decir, restan indefinidos. Un par de necesidades rebuscadas se me ocurrieron: la primera es evaluar estos conceptos en términos de sus “équivalentes” en mi sistema propio, estos van por el nombre de ética y estética, solo que la tarea es más ardua de lo que parece y me desviaría mucho del objetivo original; la segunda posibilidad, más directa, consistiría en proponer cómo hay algo de inevitable en la distinción de forma y fondo, señalar sus aplicaciones concretas y luego argumentar sus límites, abriendo posible paso a la discusión sobre las dos E que mencioné anteriormente. Ambos métodos me parecieron inadecuados, habría qué procurarse una tercer vía.

Primero, ¿a qué se debe mi escépticismo en cuanto a los métodos sugeridos? En el primer caso la analogía entre mis conceptos y la forma-fondo es una impostura. Aunque el valor estético de los objetos artísticos es prominente, yo empleo este concepto a prácticamente toda aplicación humana, nos podríamos emparentar con la letra y el espíritu de la ley, dicotomía tan poco justa del todo y distinta realmente a la presentada en forma y fondo. No debe sorprendernos esta distancia: mis conceptos fueron propuestos precisamente al hallar que los anteriores tenían una especifidad muy grande en sus respectivos campos. Son muy precisos y yo detesto discutir en modos tales que la definición debe hallar un valor concreto inefable. Y esto también se explica: buscar una definición perfecta es tranformar el pensamiento en palabra convencional, rechazar el modelo dialogal y buscar el monólogo formal. Detestable proyecto, veamos las dificultades del segundo ejercicio.

El listado de justificaciones y de accidentes que promulgan la diferencia entre forma y fondo no es ardua, casi se trata de una evidencia. Porque precisamente, la existencia de estos conceptos no es propia al análisis literario, es de cierto modo una reducción de conceptos artísticos, casi diríamos arte pop. Eso suena grosero al arte pop, mejor digamos que es divulgación de crítica literaria. En estas circunstancias es más fácil simplemente afirmar la forma y fondo, haciendo el pasaje de su negación un poco artificioso como entrada, luego tal vez me vería obligado a explicar bajo que circunstancias se abolirían forma y fondo para luego reivindicarlas. No obstante, sería un error proponer estos elementos como algo dado, tampoco perseguir una definición complicada en términos gramáticos sería feliz, creo que estos métodos están condenados al fracaso.

Entonces: fondo y forma, forma y fondo. Entreveo un discurso digno de ser entrada a esta distinción. Trataría de explicar en qué sentido el fondo se encuentra en la forma y que buscamos la forma necesariamente en el fondo. Hay en la discusión misma de ambos objetos una tésis de igualdad, o por lo menos de existencia simultánea, de coincidencia. Si propusimos términos distintos y próximos, es que los conceptos son dignos de confundirse, no hablamos en realidad de fondo y de forma sin oponerlos, existen, para su propio beneficio, en la oposición. Este es un espacio sémantico bastante empleado y a la vez bastante vago, tenemos por ejemplo la oposición bien y mal, es más artificial buscar la definición de uno o de ambos para explicar el fenómeno que discutirlos como conceptos enfrentados. ¿Cuántas malas pláticas filosóficas no tratan de definir el bien? ¿cuántas se empeñan en el esfuezo vano de separarlo del mal? Y aquí la cosa no es tan dual como con fondo y forma, ya que muchos descreen en un bien mayor, mas reconocen el malestar concreto.

Pienso: se trata de una evidencia. Uno no busca la evidencia. Nos debemos comprender la diferencia forma y fondo, si no es ridículo leer al respecto. Tiene algo de unamuniano el argumento: para negar estos conceptos uno debe formarlos primero. ¿Qué mejor demostración de que fondo y forma son cosas que de hecho existen?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s