Belleza interior

Hace poco vi Inside Llewyn Davis, la más reciente película de los hermanos Coen. Les prestaré unas impresiones al respecto.

Los metodos para construir obras son una cosa que se puso de moda en cierto momento, escuelas como la escritura creativa vinieron a fomentar la fama de estas estrategias. Sin que el arte dependa de la novedad, su inconstancia en temas y estructuras suele presentarlo como algo frecuentemente nuevo. De ahí que creamos que tengamos tanta fe en los métodos de escritura como en los métodos de adelgazar.

En la práctica no estamos persiguiendo “lo nuevo, lo nuevo, lo nuevo”, sino más bien lo original. Una estructura puede emplearse de maneras originales, originadoras, dadoras. Un mismo punto de partida encamina a invenciones varias sin por lo tanto volverse una necesidad de construcción. Los creadores somos individuos limitados, por empeño o por fatiga caemos con frecuencia en los mismos trucos que hemos perfeccionado. Llewyn Davis es una confirmación del potencial metódico que los Coen han desarrollado en sus carreras de cineastas.

Una parte del método consistiría en armar un filme por escenas. Tenemos el sonido, la ambientación y el encuadre de la cámara, nos falta la materia que lo liga al resto de su universo. En este concepto de arquitectura es posible moldear una obra drásticamente, el rigor de la narración es considerado como un elemento secundario y casual. Pensemos que aunque cada película es objetivamente construída así, el espectador mal informado sería incapaz de reconocer ese carácter inconexo de buenas a primeras. Deseamos consumir la obra visual como un todo, que además se nos figura inalterable. Como el cine masivo piensa en la presentación de su producto, la ilusión generalizada se mantiene a desfavor de quienes tienen afecto por como se construye la obra.

No diré que Inside Llewyn Davis es una película a la que se le ven los huesos, ni que da la sensación de ser algo no terminado. Me parece percibir una disparidad narrativa voluntaria al interior de la obra, que la distanciaría genéticamente del cine de consumo. Uso la palabra genética con plena maldad, considerando las pequeñas originalidades de la película parte del orígen y el efecto que la obra tiene en uno.

La puesta en escena disipa la fusión usual entre melodía e imagen. Cuando la canción folk se presenta, predomina toda la construcción de planos, desde su extensión hasta su composición visual. Esto nos lleva a entender la vocación de la obra, cuyo carácter emotivo más que por la formulaica emulsión de pathos que acostumbramos se muestra en la belleza genuina de los elementos que contiene. Hay poesías en el arte visual y músicas en las poesías. Entiendo que en Inside Llewyn Davis uno goza lo que está enfrente sin dedicarse a la metódica deconstrucción de cada escena.

Por supuesto, no busco sugerir que la obra no tienen ningún fondo o coherencia que podríamos dar por lección. Pienso que busca desacralizar demasiado la seriedad del arte sin atentar contra su propia vocación estética. Cuando los Coen introducen una referencia a la Odisea en Inside, no podemos evitar recordar su O Brother, Where Art Thou?, película también irreverente e inspirada con el folk. La comparación se sostiene hasta ahí, el lado trágico y el lento ritmo de Llewyn Davis nos presenta un cuadro más propicio al goce auditivo y a la contemplación.

Si bien me parece entrever una de las obras más bellas que los Coen tienen en su filmografía, pienso que de algún modo escapará al favor del publico conforme pase el tiempo. El cine se construye con accidentes e imperfecciones, esta película sin duda también los tiene aunque no los capitalice como otras. En sí, hay obras cuya belleza suele traicionar, no sé si porque es difícil identificarse con ellas o si simplemente la percepción física de lo hermoso nos fatiga. Acaso en algunos años los espectadores se identificarán más con la estética teatral y reivindicarán el justo valor de los pequeños aciertos que hoy nos escapan. De ninguna manera el escépticismo de mi veredicto debe parecer una condena, la película es más que recomendable, aunque no sea desgarradora a poderosa.

Con eso los dejo en esta ocasión.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s