Presentonaje

Quisiera escribir un libro donde un personaje hombre es actuado por un personaje mujer, sin la distancia de la representación dentro de la representación. O sea, no quiero una mujer actora que pretenda volverse una ficción mujer. Quiero un hombre que en realidad sea una mujer, solo que sus acciones y diálogos nunca lo sugieran. Tal vez el lector encuentre que mi propósito tiene algo de decorativo, yo casi reivindico lo contrario: el fondo es hembra y la decoración es macho. Muchos valores del género literario que maneja, sabotean y obstruyen mi deseo.

Para cumplir este particular objetivo sería deseable que hubiera una escritura-mujer. Supóngase una ecuación matemática que derive el sexo de un escritor dentro de un texto de longitud definida. Entonces, con atención y copiando cuidadosamente, representaría ese mismo estilo de escritura para mi hembra-personaje. No me importarían las acusaciones de coescritura, los trabajos literarios compartidos son una cosa maravillosa y por razones incomprensibles, subersivos. Temo que la contaminación de mi concepto pasara por los críticos demasiado detallistas. ¿Por qué este personaje es narrado como por una mujer? Se dirían, ¿acaso forma parte de la memoria de alguna? ¿la narración se fragmenta en varios individuos ante esta física prueba de feminidad? Me esquinarían a reducir dichas intervenciones al diálogo, como destinando al hembra-personaje a un espacio forzosamente teatral. Ya mi propósito suena poco literario como es, se me acusaría buscar la adaptación de mi libro al cine o algo así.

Mi curioso procedimiento es perdedor, al intentar usar un método literario para solucionar un problema literario el resultado es fílmico. Inducir al error en el cine es natural, todo es de ilusión y de apariencia. Yo te cuento una ficción y la tomás en primer sentido, las cosas aparecen de la nada y ninguno se sorprende. Si dijera: “Quisiera escribir un libro donde un personaje hombre es actuado por un personaje mujer”, no se dirán de inmediato que es una metáfora. Nuestra primera reacción no es reconstruir un sentido con lo que sentimos, no es el golpe de poesía nuestras creaciones. Decido pues, meterme en procedimientos cinematográficos para aproximarme al problema representado.

Acaso vemos a una mujer y el relato refiere a un hombre. ¿No se practicó algo así en ese libro de Franz con su insectito? Tenemos este espacio contradictorio donde el escarabajo piensa como persona y algo en como es tratado queda del hombre que fue. Algo de insostenible se sugiere en la dualidad, no sé si por fatalismo. Ya hay una fracción de la ilusión del cine, se ve a un escarabajo aunque el espectador lo tenga por otra cosa, el espectáculo y la esencia flotan en tímida distancia. Se impone otra diferencia al ser espectador dentro y fuera del relato. Solo que aquí la tranposición es también una transformación, estamos casi en el asesinato -¿suicidio?- voluntario de la ambición que percibimos. Reconozco aquí el riesgo: ser amenazado de transformador parcial, de mago barato cuyo propósito queda trunco por una voluntad que le es ajena. Además, hay algo de finalidad implícito en la transformación, yo no quiero que mi obra se baste en reproducir un procedimiento que persigo, mi procedimiento es como cualquier otro. ¿No hay un desdoblamento de la descripción al multiplicar la percepción? En la literatura no puedo imponer una imagen y trabajarla de inmediato en varios niveles, sino que construyo cada nivel uno por uno. No sé si me sorprende: los métodos de otros artes atropeyan y tropiezan con las limitaciones de lo escrito. Esto está bien, me agrada, hay que sonarse contra el límite para encontrar algo cierto.

Me permito una pausa final para dar un respiro a los escépticos de mi proyecto. Debe haber una razón en mi artificio, pues si es gratuita mi herramienta no es arte sino accidente/capricho, y si el motivo de mi gesto está en desproporción con mi acto se juzgará como insuficiente/grotesco. Acaso es una ridícula metáfora.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s